Dos Bocas, inundada de corrupción.


Aunque todavía no refina nada, ya fue inaugurada. Y en la temporada de ciclones, en más de tres ocasiones la Refinería Olmeca de Dos Bocas se ha inundado, pero la inundación que más afecta a esta obra insignia del gobierno federal, es la de la corrupción.

Aun cuando ha sido sancionado e inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública (SFP), y se le vinculó al escándalo Odebrecht, Juan Carlos Tapia Vargas es uno de los contratistas estrella de la ya inaugurada refinería que sigue en construcción en determinadas áreas.

Es justo en esas áreas donde se ven circular camiones con los logos de la empresa Manufactura Especial de Proyectos (MEPI), de reciente creación, con familiares y prestanombres de Tapia Vargas y otras empresas fachada que trabajan en parte de lo que aún falta por construir para que pueda operar la refinería.

Por si fuera poco, Juan Carlos Tapia Vargas fue investigado por la entonces Procuraduría General de la República (PGR) porque en una de las propiedades de su empresa en Hidalgo, Construcciones Industriales Tapia (CITapia) agentes federales encontraron una toma clandestina que “ordeñaba” combustible a una instalación de PEMEX cercana en Hidalgo.

MEPI fue creada el 7 de diciembre de 2020, según consta en el Registro Público de Comercio FME: 2020076360, y de Mexicana de Recipientes de Presión, S A. folio PTI-ID-S-007-2019, las cuales operan bajo el manto protector de funcionarios federales, y solo se trata de empresas fachada que han recibido más de 400 millones de dólares en contratos de adjudicación directa en diversos proyectos de Dos Bocas.

El asunto judicial se remonta a 2017 cuando la hoy Fiscalía General de la República (antes PGR) inició una investigación en contra de CITapia y sus accionistas por robo de combustible del poliducto Tula-Salamanca. La libró al ser exonerado tiempo después.

Antes, en 2019, la SFP sancionó a CITapia luego de habérsele acreditado su relación con las operaciones irregulares de la brasileña Obredetch.

Aun con estos antecedentes, el empresario hidalguense ha accedido a millones de recursos públicos mediante empresas con prestanombres entre los que figuran varios de sus empleados y amigos, los cuales participaron como escritores y entrevistados en su “autobiografía”.

La 4T ha sido omisa para investigar a fondo a Tapia Vargas, y por el contrario, lo ha premiado con contratos millonarios en una de las obras insignias del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s